4 preguntas para descifrar la incertidumbre

4-preguntas-incertidumbre-2

Posted On octubre 5, 2020

Autor: Juan Bernardo Jiménez

¿Qué es la incertidumbre?, ¿Cómo nos afecta la incertidumbre?, ¿Se gestiona la incertidumbre?. La incertidumbre es un fenómeno que muchos tratamos de evitar o reducir, porque sin duda puede generar mucha incomodidad, y con ella problemas a nivel personal como estrés, ansiedad o incapacidad para concentrarse; y a nivel empresarial, problemas de clima laboral, descoordinación, reprocesos o altos índices de rotación.

El término “Incertidumbre”, tiene un origen epistemológico tan desconocido, que ciertamente le precede a su propio concepto, por eso te invito a explorar este concepto para entenderlo a través de 4 preguntas esenciales que nos ayudarán a generar valor a partir de lo desconocido.

¿Qué es la incertidumbre?

Voy a plantear a continuación algunas definiciones o significados para que tengamos una perspectiva lo más amplia posible.

2020-gaming-incertidumbre

Para comenzar por algún sitio, déjame decir en términos generales, que incertidumbre significa falta de certeza sobre algún fenómeno o situación en cuestión.

Hemos encontrado en diversas intervenciones de Gestión del Cambio, que cuando la gente piensa en incertidumbre, le llegan a la mente sinónimos y palabras como: confusión, desconocido, miedo, dudas, impredecible, indescifrable, caos, inimaginable, oportunidades, riesgo, entre muchas otros conceptos.

Para comprender de mejor forma la incertidumbre, es primordial conocer a su antecesora y palabra antagónica, la CERTEZA.

Uno de los primeros hombres que acuño y le dio significado a la palabra fue el filósofo Aristóteles en su libro Metafísica.

Sobre la verdad nadie sabe, la verdad objetiva y universal escapa al entendimiento de los hombres, sobre lo único que podemos afirmar es sobre la certeza.

Aristóteles, Metafísica

Si pensamos en la certeza en términos de la «certidumbre o claridad sobre un hecho verificable» o de «el conocimiento seguro y claro de algo» (si es que tal cosa existe), entonces, también podemos pensar en la definición de incertidumbre como «la falta de conocimiento seguro y claro de algo«.

Para entrar en otros detalles, tengamos en cuenta que la definición o el significado de incertidumbre se entiende popularmente como una situación en la cual, no se tiene el conocimiento necesario, sobre un desenlace pasado o para predecir un desenlace inmediato o futuro

La incertidumbre en palabras del filósofo Bohm es:

Una limitación arbitraria de las teorías científicas, puesto que no deriva de la teoría cuántica como tal, sino más bien de la suposición de la validez ilimitada de algunas de las características, suposición que jamás podrá ser sometida a prueba experimental

David Bohm

Vamos con otra buena asociación sintáctica de la incertidumbre: «todo lo que no puede ser medido, es lo indescifrable, es lo desconocido».

Como te estás dando cuenta, existen muchas definiciones, significados y sinónimos de incertidumbre. Para muchas personas altamente racionales, la incertidumbre es un balde de agua fría, pues, es la muestra de que los hechos aleatorios también son parte del ordenamiento natural.

La incertidumbre y las expectativas

Sabemos que gran parte del sufrimiento que experimentamos los seres humanos, tiene su origen en la brecha que se genera entre las expectativas que fijamos con respecto a un hecho y el hecho mismo una vez ocurrido o conocido.

Por ejemplo, tenemos la expectativa que nos suban el salario un 10% y nos nos suben nada.

Para que haya expectativas, por definición, se necesita tener la «esperanza de realizar o conseguir algo», o bien «la posibilidad razonable de que algo suceda».

Cuando relacionamos la incertidumbre con las expectativas individuales u organizacionales entendemos que tiene que haber un hecho pasado, presente o futuro sobre el cual no se tiene conocimiento fáctico, pero sí se espera un cierto desenlace (expectativa).

Quiero agregar esta conexión con las expectativas a nuestra definición del bloque anterior, la incertidumbre puede definirse entonces como «la falta de conocimiento seguro y claro sobre la posibilidad de ocurrencia de un resultado esperado (expectativa)».

bruce-lee-be-water-incertidumbre

Hace sentido pensar entonces que sin expectativas, deja de haber incertidumbre, entendiendo claro está, que no tener expectativas también es una expectativa. Hago referencia más bien, a esta etapa de aprendizaje donde «no sabemos que no sabemos» y por lo tanto tampoco existe incertidumbre..

Déjame usar un ejemplo: ¿Tienes incertidumbre sobre los resultados de la elecciones presidenciales en la República de Tanzania?

¿Cierto que no?

Tengo claro que es exagerado pero quiero señalar, que lo que escapa a tu consciencia no tiene la capacidad de generarte incertidumbre. Dicho de otra forma, la incertidumbre solamente causa efectos cuando se establecen (se hacen conscientes) ciertos resultados esperados. Y por si no te has dado cuenta todavía, el resultado esperado habita en la mente del individuo o del colectivo.

Ojos que no ven, corazón que no siente.

Refrán popular

¿Cuál es el problema con la incertidumbre?

Existen todo tipo de escenarios que generan incertidumbre, por citar algunos ejemplos: la compañía donde trabajas fue comprada por otra empresa y no sabes que va a pasar contigo o tus compañeros, despidieron a tu jefe y no sabes quién es o mucho menos que esperar del próximo, tu pareja se ha sentido mal los últimos días, tiene una cita médica y no sabes que va a resultar, hiciste una apuesta grande en un partido de futbol y no comenzó bien el partido, decidiste emprender, crear tu propia empresa y no sabes si vas a tener clientes (me ha pasado mucho), en fin, me puedo quedar citando casos, pero ya me entendiste la idea.

Quiero regalarte este sobrecogedor e inspirador video que tiene que ver precisamente con todo esto:

En una reciente intervención grupal, encontramos que la incertidumbre:

  • Al 50% de las personas les genera ansiedad,
  • Al 19% le genera miedo,
  • Al 19% le genera intranquilidad y
  • Al 4% le genera estrés
  • Al 8% restante le genera otras emociones diversas.

En palabras simples, el problema con la incertidumbre es que usualmente genera emociones desagradables.

Esto en cualquier contexto, tiene el potencial de producir problemas, en una familia, en una relación de pareja, en una empresa, en un equipo, en fin, no es algo para ignorar.

De manera algo coloquial suelo decir que la gente es alérgica a la incertidumbre.

Hace algún tiempo estaba haciendo un proceso de Gestión del Cambio con un cliente y conversábamos sobre los entornos VUCA por sus siglas en inglés (Volátiles, Inciertos, Complejos y Ambiguos), entendíamos que actualmente prácticamente todos los entornos son VUCA, y por definición tienen implícita una increíble dosis de incertidumbre.

El año 2020 sin duda ha sido un estupendo representante de la incertidumbre y de los entornos VUCA.

Cosas que ocurrieron antes en la historia y que tenían el potencial de ocurrir, pero que estaban fuera de nuestra atención consciente, comenzaron a ocurrir de nuevo, nos fijamos expectativas al respecto y los niveles de incertidumbre se fueron a las nubes. Con las emociones asociadas.

De repente, de un día para otro, todo se volvió incierto y ya no teníamos el control de nuestras vidas. A veces pienso que el problema fue que alguna vez pensamos tenerlo.

Es esencial tener en cuenta que uno de los grandes miedos de la humanidad es no sentirse en control de sus vidas, esto rápidamente puede conducir a crisis personales, organizacionales y mundiales.

Para contrarrestar este cúmulo de pensamientos y por ende emociones negativas, es necesario realizar una serie deliberada de acciones. La Gestión del Cambio suele ayudar con esto.

Entonces, ¿Cuál es la oportunidad en la incertidumbre?

En YoSoy – Ingeniería para el Ser, nos gusta pensar que en toda situación se esconde la semilla de la oportunidad, tal vez escape a la consciencia, pero allí suele estar.

El línea con esa creencia, nos emociona encontrar la oportunidad en medio de la incertidumbre, sabemos que las personas y empresas exitosas, son sistemáticamente capaces de encontrarla.

En el mismo ejercicio grupal que mencionaba anteriormente, encontramos algunas posibles oportunidades en la incertidumbre:

  • El 35% piensa que te obliga a elevar tus habilidades
  • El 24% cree que puede impulsar la innovación
  • El 23% cree que ayuda a explorar nuevas opciones
  • El 18% opina que te presiona para usar tu potencial

Todas ellas en principio podrían parecer incómodas, pero definitivamente fundamentales para cualquier persona u organización.

Para aprovechar el potencial que hay en la incertidumbre es clave emprender acciones específicas que suelen estar estudiadas en procesos de Gestión del Cambio.

La incertidumbre es el riesgo para el hombre valiente, pero a su vez, es la suerte para el hombre entusiasta.

Un sabio, en algún lugar.

¿Qué hacer con la incertidumbre?

Se podría pensar que en principio no se puede hacer nada, pero dado lo que hemos estado analizando, sin duda no solo podemos, sino que debemos tomar acción, no solo para sobrevivir a una determinada situación sino con la intención de salir aún mejor de como entramos.

Exploremos lo que pensaron las personas con las que conversamos:

  • El 50% cree que hay que usarla para crecer.
  • El 41% piensa que hay que gestionarla.
  • El 9% opina que hay que reducirla.

Hay elementos muy valiosos aquí, nosotros creemos que lo primero que hay que hacer con la incertidumbre, es ACEPTARLA, dejar de pelear con ella y convivir con el hecho que es un fenómeno, que si bien está en la mente de cada uno de nosotros, también es un fenómeno que no podemos evitar.

Dicho eso, un camino que genera buenos resultados es AGRADECER por ella, podría sonar extraño pero la idea es agradecer por la oportunidad de Ser mejores a través de la incertidumbre. Nos da acceso al campo de las infinitas posibilidades.

Lo siguiente es cultivar el establecimiento de EXPORDES. Este es un término que acuñamos hace algún tiempo y que nos facilita recordar algunos atributos de las expectativas:

  • EXpectativas: Sería ingenuo pensar que deberíamos dejar de tener expectativas porque neurológicamente no podemos hacerlo (dale una mirada a este artículo que escribí hace poco)
  • POsitivas: Después de todo, entre todas las expectativas que podemos fijar, ¿porqué solemos escoger las negativas?
  • Realistas: No se trata de limitar los sueños (ni las pesadillas) pero con mucha frecuencia encontramos personas sufriendo amargamente porque se han fijado expectativas ciertamente cinematográficas, dignas de un premio de La Academia.
  • DESapegadas: Ya que pusimos expectativas positivas y realistas, ahora lo mas saludable es desapegarnos de ellas, eso significa tener consciencia de que es un asunto probabilístico, es probable que se cumpla y también es probable que no se cumplan y en cualquier caso estará «bien».

Años atrás me hablaron sobre la Oración de la Serenidad, y la verdad es que cada vez que la analizo, le encuentro más sentido, básicamente invita a desarrollar: «SERENIDAD para aceptar las cosas que NO podemos cambiar; VALOR para cambiar las cosas que SI podemos; y SABIDURÍA para reconocer la DIFERENCIA»

Esto nos lleva a pensar que hay cierta incertidumbre que está fuera de nuestro control pero hay otra incertidumbre que podemos eliminar y no lo hacemos por miedo, falta de técnica o falta de acompañamiento.

Un ejemplo simple: No sabes si tu pareja todavía te ama y eso te genera incertidumbre (con todas sus emociones derivadas), pero tampoco generas una conversación con ella porque no sabes como, te da miedo o no tienes las herramientas.

Otro ejemplo simple: Notas que tu jefe tiene contigo un comportamiento poco habitual y eso te genera incertidumbre (con todas sus emociones derivadas), pero tampoco generas una conversación con él porque no sabes como, te da miedo o no tienes la habilidad.

principio-comunicacion-incertidumbre

En estos casos es donde aplica totalmente la Oración de la Serenidad. Y precisamente para entregar herramientas, elevar las habilidades, identificar y ayudar a gestionar estas situaciones o escenarios que se presentan todo el tiempo en las empresas es que existe la Gestión del Cambio. A nivel personal también hay un montón de metodologías que pueden ayudar, desde la terapia psicológica, el coaching la PNL (Programación Neuro Lingüística) entre otras.

Reflexiones finales

Hablar de incertidumbre en uno de los años de mayor incertidumbre, evidentemente es necesario, pero lo cierto, es que estas reflexiones que hemos explorado, son relevantes en cualquier momento del tiempo y el cualquier situación.

Me quedan algunas ideas a manera de conclusión y que quiero compartir contigo:

  • Demasiada certeza (seguridad) SEPULTA el potencial.
  • Demasiada incertidumbre ENTUMECE el funcionamiento.

Creo que uno de los principales roles del líder es generar una sensación de seguridad suficiente que permita operar funcionalmente y mantener un nivel de incertidumbre motivador que ayude a mantener el “hambre”.

Existe un instrumento que tiene un poder COLOSAL para hacerlo, se trata de la comunicación, muchos líderes desafortunadamente continúan ciegos ante el poder descomunal que hay en su palabra, en la capacidad que tienen a través del lenguaje de generar seguridad, y al mismo tiempo motivar para liberar el potencial de las personas y organizaciones.

Esto debe hacerse con intencionalidad y metodología.

Felicitaciones por llegar hasta aquí.

Nos vemos más adelante.

1 abrazo

Escrito por Juan Bernardo Jiménez

Aprendiz de humano, entrenador mental, experto en comportamiento humano, consultor en Consciencia Organizacional y conferencista. Ingeniero Administrador especialista en Gerencia de Proyectos. También está certificado como Licensed Master Practitioner of NLP por el Southern Institute of NLP y la Escuela Argentina de Coaching & PNL, Desing Human Engineer Level 1 por Richard Bandler & The Society of NLP (USA) y Gabriel Guerrero (México), Licensed Trainer Practitioner OTC en Aprendizaje Experiencial por Ernesto Yturralde World Wide Inc (ECU), Master Trainer en Neuroventas por BiiA Lab & Jürgen Klaric (USA), Open Cards Methodology International Practitioner por Open Mind Consulting & Experinces (COL), Entrenador Élite por Total Potentials y Norman Cornejo (COL) y además es miembro activo de la Cámara Internacional de Conferencistas y de la International Facilitators Society (IFSociety).

Artículos que pueden interesarte

Líderes descubren 3 herramientas para tiempos de crisis

Líderes descubren 3 herramientas para tiempos de crisis

¿Que herramientas se necesitan para superar tiempos de crisis?, ¿cómo seguir avanzando cuando todo lo conocido desaparece?, ¿a qué apelar cuando todo parece perdido?. Existen momentos donde hay muchas más preguntas que respuestas, la incertidumbre se apodera del...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¿Cómo te podemos ayudar a Ser mejor?
¡Hola! Sabemos que tienes algo para decir y queremos escucharte... ¿en qué andas pensando?